Capote vs.The Swans, la nueva temporada de Feud por Star +

En mayo, Star+  estrena la segunda temporada de Feud. A través de sus ocho episodios, «Capote vs the Swans» transita en un mundo de fama, traición y tragedia, revelando los oscuros secretos del hombre detrás de la pluma.

En esta nueva temporada de Feud se cuentan los pormenores del enfrentamiento entre Truman Capote y las mujeres de la alta sociedad de Nueva York. Sus “cisnes”, como él las llamaba, eran Babe Paley, Slim Keith, Lee Radziwill y CZ Guest, había otras pero la serie sigue la relación con ellas. Casualmente –o no tanto–, el estreno coincide con los 100 años de su nacimiento y 40 de su muerte (Nueva Orleans, 30 de septiembre de 1924- Los Ángeles, 25 de agosto de 1984). Es una adaptación del best seller de 2021 de Laurence Leamer, Capote’s Women: A True Story of Love, Betrayal, and a Swan Song for an Era (Las mujeres de Capote: una historia real de amor, traición y el canto del cisne para una época).

El apodo de “cisnes” había surgido por el larguísimo cuello que tenía una de ellas (Marella Agnelli). Estas mujeres pertenecían a familias adineradas o de clase, otras habían alcanzado esa posición por contraer matrimonio con empresarios o miembros de la realeza. Encantado y cautivado con ellas, Capote había logrado, algo que siempre había querido: pertenecer a ese círculo social. Se había convertido en su confidente, asesor y también alguien que las entretenía con sus locuras y lenguaje audaz y sarcástico. Truman les brindaba un gran apoyo emocional, en una época dominada por el machismo y el sexismo. ¿Por qué el escritor haría algo para que estas mujeres «hermosas y depredadoras», como las definía, se sintieran traicionadas?

Diane Lane y Tom Hollander como la implacable Slim y Truman Capote en «Feud»

¿De qué trata la miniserie? (Puede haber spoilers)

Podrías decirse que dos artículos periodísticos marcaron la vida de Truman Capote. El primero fue el que leyó en la sección de policiales y en base a el escribió su obra cumbre, la novela no ficción A sangre fría. El segundo tuvo que ver con años turbulentos del escritor, su época más oscura, y fue cuando en noviembre de 1975, se publicó en la revista Esquire el artículo La Côte Basque, 1965. El nombre de un famoso restaurante de la calle 55, donde se reunían la sociedad paqueta de Nueva York, de las décadas 60-70. 

La publicación de trece mil palabras, ocupaba unas ocho páginas, y era un adelanto de su aplazada novela, Answered Prayers (Plegarias, atendidas), título inspirado inspirado en una cita de Santa Teresa: «Se derraman más lágrimas por las plegaras atendidas que por las no atendidas». Novela que nunca terminó, ni tampoco apareció el manuscrito, entrando en la categoría de leyenda. Hay varias teorías sobre su paradero, una asegura que podría estar guardada en una caja de seguridad desconocida, otra que el escritor lo quemo. 

En La Côte Basque aparecían varias descripciones de sus “cisnes” con nombres ficticios, pero fácilmente identificables. Cuando le dijeron que ellas podrían enojarse, ya que contaba infidelidades, incluso había una acusación de asesinato encubierto, el escritor dijo: “Son demasiado tontas para darse cuenta de que son ellas”. Pero, estas mujeres no eran tan tontas, ni  tampoco lo eran las personas que leyeron la nota. Y las asociaciones no tardaron en aparecer, fue un escándalo total en la alta sociedad neoyorquina.  Sus amigas se sintieron traicionadas, y  le aplicaron un ostracismo tan estricto que el escritor nunca pudo superarlo.  

Si bien en la miniserie la cronología de los hechos se alteran y hay un juego muy bien logrado con los tiempos, la serie es fiel en esencia a la verdad, ofreciendo una visión de un momento crucial en la vida de Truman Capote. 

Brillante elenco

Ryan Murphy, reconocido por su habilidad para crear dramas atrapantes (Monstruo: La historia de Jeffrey Dhamer, American Horror Story, Scream Queens o Pose), construye una narrativa audaz, en Capote Vs. The Swans, con un gran guion de Jon Robin Baitz y la dirección de Gus Van Sant (en colaboración con Jennifer Lynch y Max Winkler). Aunque Murphy se relega al papel de productor ejecutivo, su influencia se siente en la capacidad para formar un reparto estelar que da vida a este intrigante relato.

Tom Hollander (The White Lotus) brilla en el papel de Truman Capote, capturando su magnetismo, ingenio y complejidad. Russell Tovey interpreta a John O’Shea, el amante de Capote. Los “cisnes” están personificados por geniales actrices. Naomi Watts es Babe Paley,  icono de estilo y de moda en su época; Diane Lane interpreta a Nancy ‘Slim’ Keith, otra socialité e icono de la moda; Chloë Sevigny personifica a C. Z. Guest, la ex actriz y diseñadora de moda y Calista Flockhart (la famosa’Ally McBeal) encarna a la hermana menor de Jackie Kennedy, Lee Radziwill; Molly Ringwald compone a Joanne Carson, la amiga fiel que nunca lo abandonó. Demi Moore se pone en la piel de Ann Woodward. No podía faltar la actriz fetiche de Ryan, Jessica Lange (protagonista junto con Susan Sarandon de la primera temporada de Feu), quien interpreta a la madre de Capote.

¿Por qué verla?

Si te gustan las series basadas en hechos reales (¿vos también luego de verla buscas fotos de los verdaderos involucrados/as en los hechos?), con una mezcla de drama, intriga y un toque de glamour de la alta sociedad neoyorquina de los 60-70, no dudes: esta serie te va a atrapar. Y si no viste la primera temporada de Feud no te la pierdas, otra joyita del streaming. Lanzada en 2017,  trata sobre la enemistad entre Bette Davis y Joan Crawford en el set de ¿Qué pasó con Baby Jane? (1962) de Robert Aldrich.