lamujerfantasmaCTBA2

La mujer fantasma estrenó en el Teatro San Martín

La agrupación catalana T de Teatre y la argentina Compañía Teatro Futuro se unen para llevar a escena La mujer fantasma, la obra más reciente del dramaturgo argentino Mariano Tenconi Blanco. Una comedia que va de lo íntimo a lo político, un homenaje al teatro y sus fantasmas. Solo harán 10 funciones, hasta el 23 de junio. 

“Las obras nacen y mueren cada noche y quedan vivas en la memoria de los espectadores. Porque la obra también, es una obra sobre la memoria”, escribe Mariano Tenconi Blanco en el programa de La mujer fantasma. Su pieza, escrita y dirigida, más reciente estrenó ayer en la sala Casacuberta del Teatro San Martín, luego de su estreno en el Teatro Romea de Barcelona en septiembre de 2023. Las protagonistas de la obra son las integrantes de la compañía catalana T de Teatre: Mamen Duch, Marta Pérez, Carme Pla y Àgata Roca.

Una obra que quedará mucho tiempo rondando en los vericuetos de la mente de los espectadores, porque en ella se atraviesan todas las emociones. En la escenografía hay escaleras, que las actrices suben y bajan,  y así se transitan los 100 minutos que dura la puesta. Como en una montaña rusa, de la risa se pasa a la nostalgia, y de los recuerdos a la desolación, la tristeza, para terminar en la más profunda emoción que es recordar a los muertos, nuestros muertos, esos fantasmas que cada tanto vuelven a nosotros. Y todo sucede en ese escenario, en el que la música tocada en vivo en un piano y violonchelo, por Ian Shifres y Lucía Gómez, le aportan clima a la función. Muy en el estilo de Tenconi hay diversos registros literarios: monólogos, escenas, cartas, diarios.

Nadia, Iris, Delia y Lena son las cuatro maestras de La mujer fantasma

Las actrices componen a cuatro maestras a finales de la década del 70 –post dictadura franquista–, todas trabajan en la escuela de la directora Garrote, y cada una nos cuenta su derrotero en la vida. Sus responsabilidades, obligaciones y pesares. Y también su mundo íntimo. Delia atraviesa una complicada relación de pareja, Lena tiene un vínculo único con su madre, Iris cae en un enamoramiento no bien visto para esa época, y la tercera, Nadia, es la que camina por la cornisa de la locura (¿o no?) y la que atrae a los fantasmas a escena. El humor está presente en cada uno de los monólogos que hacen las actrices, se pasa por momentos muy dramáticos, muy tiernos y otros realmente muy cómicos.También aparecen sus alumnas –la escuela es de niñas– en diálogos, o redacciones escolares. 

¿Y la mujer fantasma del título dónde está? ¿Quién la representa? Está en cada uno que la pueda ver, porque en definitiva el teatro es un acto de fe. Es entregarse a la historia que nos cuentan, es olvidar que estamos viendo ficción para meternos en las vidas de los personajes, es creer en lo que dicen esas voces y despliegan esos cuerpos. Los fantasmas viven en el teatro, porque después de todo, el hecho teatral es un fantasma en sí mismo, como dice Tenconi, que nace y muere cada noche. 

¿Por qué verla?

Es una obra con un texto y dirección brillante que atraviesa todas las emociones. Se transitan temas universales como el amor, el sexo, la relación con padres, hijos, la pareja, la libertad, la represión a la cultura, y la memoria. Las cuatro actrices además de las maestras que representan en escena, dan maestría de actuación, impecables en sus composiciones, sus giros dramáticos, sus tiempos, la expresión corporal. Cada una en su monólogo, y luego en el epílogo coral de fantasmas. Los músicos le aportan el clima necesario. Una obra para recordar cuando los fantasmas sobrevuelen nuestras vidas. Es de esas obras que querés que todos/as la vean.

Funciones

Viernes 14 a las 20.30; sábado 15 a las 17.30 y a las 20.30; domingo 16 a las 20.30; martes 18 y miércoles 19 a las 20.30; sábado 22 a las 17.30 y a las 20.30; domingo 23 a las 20.30. Localidades disponibles por entradasba.buenosaires.gob.ar.

Valor de las localidades: Platea $12.500.-

Dónde: Teatro San Martín, Sala Casacuberta, Av. Corrientes 1530, CABA.